El ejercicio físico en las personas mayores

By 29 julio 2021 Blog

Las personas de la tercera edad se ven sometidas a una gran cantidad de cambios a nivel físico. Por esta razón es muy importante cuidarse físicamente y seguir realizando deporte, ya que su práctica no debe ser una excepción en la vejez.

Entre la gran variedad de beneficios que proporciona, no sólo a nivel físico, y mental, destacamos:

• Prevención en la aparición de enfermedades.
• Mejora en la coordinación física y la agilidad mental.
• Aumenta la calidad del sueño y reduce el estrés
• Incrementa el nivel de autoestima.
• Hay una mejor capacidad funcional.
• Perfecciona tanto la memoria como la capacidad de atención.

Realizar deporte conlleva una gran cantidad de ventajas que derivan en una mejora de la calidad de vida de cada uno.

Aun así, debido al deterioro físico, la actividad deportiva que se puede realizar durante la madurez, en muchos casos, debe estar adaptada a las capacidades físicas de cada persona. Por ello es muy importante no realizar deportes de alta exigencia física o peligrosos. Existen distintos tipos de ejercicio físico y es preciso conocer sus diferencias y los beneficios que proporcionan. Es por ello que desde Avanza os aconsejamos sobre las mejores actividades a realizar en función del tipo de ejercicio:

Ejercicios de resistencia:

Los ejercicios de resistencia benefician mucho al sistema cardiovascular, mejoran los niveles de coordinación y permiten mantenerse en forma para poder realizar todo tipo de actividades cotidianas sin ningún tipo de impedimento. Se incluyen en esta categoría actividades como caminar, ir en bicicleta (en muchos casos es mejor usar bicicletas estáticas por precaución), bailar o hacer natación.

Ejercicios de psicomotricidad:

El objetivo principal de este tipo de actividades es mejorar la coordinación en los movimientos y el equilibrio tanto dinámico como estático. Su mayor beneficio es evitar posibles caídas en un futuro. Existe una gran variedad de ejercicios en los que encontramos la subida y bajada de escalones y el seguimiento de líneas rectas entre otros.

Ejercicios de fuerza:

Con los ejercicios de fuerza se pretende fortalecer la musculatura del cuerpo y reducir en gran medida los riesgos de lesión tanto muscular como arterial. Para realizar este tipo de actividad física existen una gran variedad de ejercicios distintos que se pueden realizar con pesas o bien con el peso del propio cuerpo.

Ejercicios de flexibilidad:

Permiten mantener una buena postura corporal y evitar al deterioro de los músculos del cuerpo. Además, se evitan dolores musculares como por ejemplo los de espalda, ya que, aunque es importante estirar todos los músculos del cuerpo, en la tercera edad, los más importantes son la espalda y todos los músculos del cuello.

Existe un gran abanico de posibilidades a la hora de realizar actividades físicas por parte de las personas de la tercera edad. Por ello en Avanza, para que nuestros mayores puedan seguir teniendo una vida plena y de calidad, promovemos el deporte.